lunes, 11 de abril de 2011

Asesino!!

Despierto sobresaltado, otra vez ese maldito sueño, va como un mes que ese sueño no me deja tranquilo, me pongo a recordar ese día y como por mi culpa ahora estas muerto, nadie lo sabe, solo yo, cuando dejara de carcomerme la culpa?

El asesinato perfecto? Cuando asesinar es perfecto! Todo fue por venganza, venganza contra mi hermano, el ni se entero del asunto, cuando pregunto si lo había visto solo le dije que nunca lo trajeron, me hice al desentendido, total nunca sospecharía de su hermano menor…

Las horas pasan en la oficina, siento una presión cada vez más fuerte en el pecho, ese dolor sube a la garganta, como si mi confesión quisiera brotar fuera de mi cuerpo, no, tengo que aguantar y tragármela…ahora me duele el estomago, estúpida confesión, me causo una indigestión!!

Porque después de tantos años recién tengo esa necesidad de confesar por mi crimen?? No tengo idea, quiero olvidarme del asunto, se acerca la hora del almuerzo, el dolor de estomago no paso, tomo la primera cucharada de sopa y esto hace que la confesión empiece a subir a una velocidad estrepitosa y de repente sale de mi boca un:“YO LO MATE!!” Mis manos taparon tarde mi bocota, corro hacia el baño, suelto mis manos y sale todo, me deshago frente al espejo, me miro con vergüenza, es momento de hablar con mi hermano, llamo por teléfono:

-Marco, tengo que confesarte algo…

-qué pasa?

-Recuerdas cuando éramos niños yo tenía un conejo, y que tu por corretearlo hiciste que él fuera a enredarse en un alambre de púas y se desgarro la garganta y se murió??

-….si..,pero eso fue cuando éramos niños, no me dirás que me guardas rencor por eso?

-no, ya no, pero te acuerdas de hace unos 4 años atrás cuando todavía vivías en chile y una de tus ex vino a dejarte un gato que sería tu regalo?

-si

-pues si llego a la casa, pero era un gato loco, lo tuvimos unos días, casi le saca el dedo a la empleado, el papá me dijo que lo llevara a castrar, pero justo cuando lo llevaba me acorde de mi conejo, y….

-y?? No me digas que lo mataste??

-no, pero yo fui el responsable de su muerte, lo puse en una caja y busque un parque donde abandonarlo y que viva matando pajaritos o que se yo, pero ya cuando me estaba yendo vi que unos 3 perros se acercaron a la caja, corrí para tratar de salvarlo, pero fue tarde, lo mataron y se lo llevaron, solo quería que sepas que lo siento…

-No te preocupes, te perdono, sé que no fue con mala intención, ya estaremos hablando…

Luego colgó el teléfono, se noto el tono molesto al decir lo último, el está enojado pero me perdona, y yo aunque con su perdón soy un asesino…

P.D.1 allá donde estés gato sin nombre te pido perdón…

P.D.2 Todos tenemos facetas oscuras en esta vida, no importa lo chéveres que seamos…

3 comentarios:

mk dijo...

por suerte yo nunca he tenido necesidad de confesar mis crimenes xD

Pepe Fuentes dijo...

en algún momento la culpa hará que la confesión salga de tu boca cual vulgar eructo XD jaja gracias por comentar camarada :D

mk dijo...

nee, he aprendido a contar solo lo que quiero que sea sabido, BTW yo tambien tenia un conejo de niño xD