jueves, 26 de mayo de 2011

Libros

Me toca esperar en el banco, hay como 20 personas, y yo soy un tarado que no se llevo ni libro ni celular ni Ipod ni nada para pasar la hora, así que decido aprovechar para ver sobre que escribir, y por lo visto funciona, no ven como ya empezó el post??
Trato de ver que podría ser interesante y no encuentro ningún tema, Ticket B120 dice el cajero mientras sale ese molesto bip de sus televisores, nadie se levanta,  hay un señor a mi lado con un libro, suena la pantalla B121 y yo soy el B141, doy vuelta al señor y en el dedo el tiene el ticket con el numero
-Señor, es su turno
-hágase al loco
-Señor es su turno
-no me moleste!!

Lo miro raro, nadie contesta y pasan al siguiente número, el tipo esta tan sumergido en su lectura, trato disimuladamente de ver el titulo o por lo menos la hoja, pero se mueve y se va a otra silla, pasan 10 números mas, sigo sin ideas así que vuelvo a ver al señor, dobla la esquina de su hoja, se levanta y saca otro ticket y se vuelve a sentar.
Que tiene ese libro?? Cuál es el título? Quien es el autor? El señor me está poniendo nervioso, en unas páginas ríe a carcajadas y en otras empieza a sollozar, me estoy empezando a desesperar por como ese señor está atrapado, y más aun por la rareza del caso, que libro es aquel que tiene que ser leído en el banco? Porque no lo está leyendo en su casa, o en la plaza, o en un café o que se yo, porque ahí??

Es mi turno, hago la transacción, pero mi mente está en ese libro, me acerco al señor sin darme cuenta que deje olvidados 150 bs (me di cuenta cuando llegue a la oficina) le pregunto
-sería tan amable de decirme que libro está leyendo?
-no, porque este libro es mío, y solo mío.
-Pero no quiero su libro solo quiero el nombre.
-No puedo hacer eso, porque si se lo digo este ya no sería un libro único, te lo pongo así, cuanto tu agarras y compras un disco ese disco es tuyo, pero sabes que miles si no millones de personas pueden estar escuchando ese mismo disco, en mi caso siempre que leo un libro se que otros ya lo han hecho, es por eso que busque algo que sea solo mio y después de mucho trabajo lo encontré.
-Pues la verdad no lo entiendo, porque de seguro que alguien más tiene ese libro
-claro, puede que si, pero mientras menos personas sepan cual es yo no me hago lio

Suena la pantalla, es su número, pero él se hace al desentendido nuevamente, se acerca y saca otro ticket para esperar otro rato sumergido en aquel libro, me voy y me pongo a pensar cuando fue la última vez que un libre me tuvo así
Recuerdo cuando hace años era un lector compulsivo, en mi cuarto siempre había unos libros, ni que decir de mi baño, parecía una biblioteca, mira que entrar a tomar agua para descubrir que en la repisa hay un titulo interesante y sentarse solo para leer unos cuantos capítulos ya es algo raro para charlar con el psicólogo.

Ahora igual hay libros en mi cuarto pero ya no tanto como aquel entonces, pero bueno, parecería que este post no va por ningún lado, pero no, a lo que me voy es quiero saber cuál es la experiencia más rara, extraña, loca o importante que tengan que ver con un libro?? Tienen hasta el final del viernes para poner sus comentarios y el mejor podrá llevarse de premio uno de estos 3 libros:

  • Relatos maestros de terror y misterio. Antología de Agustí Bartra
  • Los crímenes de la calle Morgue - Edgar Allan
  • Imágenes paceñas" Jaime Saenz
Por supuesto estos libros son de Libros que Desesperan y para que no digan que no se elegir el camarada @alexisarguello va a ayudarme a seleccionar al ganador, así que a comentar se dijo, tienen hasta el final del viernes y el día sábado diremos quien gano


P.D. Quieres ganarte una polera personalizada de Dogotton?? Entra este Post!!

6 comentarios:

misantropo dijo...

Esta es una experiencia q demuestra q las leyendas urbanas son ciertas al igual q las mentiras más clásicas como ser mi perro se comió mi tarea.
Creo q ya se imaginan de q trata lo q les contare.
Mi hermano se prestó Retrato de un Seductor de Sören Kierkegaard un libro muy bueno q es recomendable leerlo, el caso es que el libro se encontraba en el velador de mi cuarto y tenía un cachorrito de doberman con nombre Cancerbero q encontró el libro como un buen juguete lo mordisqueó y cuando se lo dijo al dueño del libro pues no le creyo hasta q se lo mostró y dijo –ese perro es del infierno-.

Anonimo dijo...

Llevaba conmigo un ejemplar de "El guardian entre el centeno" (uno de mis libros favoritos) mientras hacia una fila para entrar a cierto evento; como la fila era larga comencé a releerlo. Uno de los encargados se acerco y al observar el libro que leia comenzamos una amena charla y gracias a su ayuda pude entrar minutos después sin el menor problema. Me paso lo mismo en dos ocasiones con el mismo libro. Ahora sospecho de cierta complicidad que compartimos los lectores del famoso libro que aún sin conocernos nos sentimos conectados por nuestro amigo mutuo Holden Caulfield.

Luistigre dijo...

bueno pues estimado camarada, la que acuerdo luego de algunos vinos es la de mis epocas de colegio, en tercero medio (aun) me toco un sinverguenza de profesor de religion, no habia problema alguno salvo mi falta de religion. entonces el fulano nos pidio leer un libro sobre la religion catolica. todos compramos el libro (incluso yo) pese a q estaba en contra de toda religion en aquel tiempo. El problema surgio cuando mi primo de 1 o 2 ańos tomo mi libro y dibujo garabatos en casi todas las paginas. mi profe cuando vio el libro me dijo de todo (hereje fue lo mas suave) y me mando a desquite sin contemplaciones. La unica forma de salvar el ańo fue yendo a unos cursos de los carismaticos por una semana. Un horror, solo de esa forma pude salvar tercero medio jejeje

En fin ahora es lo unico q puedo recordar

dannyta324 dijo...

Nunca olvido el hecho de haber leído Mafalda.... neeee jajajaja #jk!!!! aunque el libro fué bueno no me marco tanto como el haber conocido a Ernesto Sábato...con su magistral obra "El Túnel" ... fué devorar de a poquito cada página del libro y formarme en la cabeza la imagen de Juan Pablo Castel contando como había conocido, amado y matado a su amada María Iribarne...ahora me pregunto...será pariente del Padre Iribarne?, bueno....amé esa obra...cada momento cada detalle!!! Me lo hicieron leer en Tercero Medio y me duró creo que solo una noche y lo leí y releí y me lo supe bien!!! Un día la profesora nos dijo: "Chicos, la actividad del libro es que...vamos a hacer un juicio basados en el libro ... a ver quien quiere ser Juan Pablo Castel?" y ahí q lo ponen al mas jodido del curso, y asi reparten los personajes, luego a una chica la ponen de juez y a una chica que deliraba con estudiar derecho de abogada de parte de la fiscalía..."Ahora si...la abogada del diablo o del acusado será...Denisse!!!!tu eres la mejor alumna vas a poder!!!". Quería morirme. "La nota de 60 será para quienes ganen el juicio". Listo!!!!. Rogué suplique nada sirvió....igual me pusieron de abogada....del tipo que en la primera línea de su libro decía "Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne"!!!! como ganar el caso???Todo el jurado desde antemano ya decía "es obvio es culpable!!!". Me leí todo el código nuevo de proc. civil, hasta fuí a juicios orales y todo. Alegué estado mental inconveniente o sea que tenía esquizofrenia, que lo manden al psiquiátrico, hice de todo!!!me falto sobornar creo u_u igual no mas...pena de muerte le dieron :'(.
Fué el único 36 de mi historia en colegio.

Mario R. DURAN CHUQUIMIA dijo...

sera dificil superar el comentario de @dannyta324...
Vengo de un centro minero y eramos la unica familia de Corocoro City que no tenia TV... pero tenia una pequeña biblioteca llena de libros (que fueron devorados)... habia Selecciones del Readers Digest hasta revistas Vision de analisis politico-economico, en una de las revistas lei una nota sobre los derechos de autor de un libro en blanco titulado "memorias de un amnesico" o "el libro de la nada"...

Decadas despues, para imprimir un trabajo hice perforar hojas y compre las tapas, la espiral... y me entregaron un anillado de hojas blancas.

Subi a un bus 18 (Obelisco - Rio Seco) en horario pico y llenisimo, pasando la terminal, empeze a hojear el anillado con los gestos de un lector que revisa el indice, avanza las hojas, apuntando con el dedo (ustedes se imaginaran), pasados 15 minutos, todas las personas alrededor, me miraban fijamente, unos guiños y el dedo en la sien con el signo de loco... otros me miraban seriamente y yo dale con la lectura del "anillado de la nada"...

Cada que recuerdo la anecdota se me pinta una sonrisa en el rostro...

ninnia_skreamo dijo...

haber, haber...la experiencia mas rara con un libro fue cuando me internaron en el hospital (por cuarta vez creo u.U) y resuelta que tenian que hacerme un electroencefalograma, y requisito para este estudio es que el paciente no duerma 24 hrs antes del estudio en si (o creo q es mas tiempo) para que durante el estudio el paciente este bien dormido. Pero yo como estaba con calmantes para mis dolores de cabeza entonces no podia estar despierta mucho tiempo, la cuestion es que me dormia en todo lado dentro del hospital, y me sugerian los doctores que camine, pero no me servia por q tenia flojera. Hasta que recorde que un amigo me trajo un libro de Rebecca Ray en ingles y que me daba flojera leerlo para hacer un resumen para el cole, la cuestion es q lo agarre y empece a leerlo, me "atrapo" tanto el libro que no dormi lo q quedaba de noche, tampoco pude dormir durante mi estudio (por que queria seguir leyendolo) y despues d 52 horas que me tomo leer ese libro, pude realizarme el examen ese sin problemas, por que dormi cansadisima xDD pero hasta la fecha no hay ningun otro libro que me haya gustado tanto!