martes, 20 de mayo de 2014

Globos

Regresando a la oficina paso por el parque y veo a unos niños deslumbrados jugando con un globo, paso de largo, me encuentro por la plaza y de nuevo la misma situación, no puedo evitar pensar que de niño yo, al igual que la mayoría, quedaban embobados y felices al jugar con un globo.

Me pongo a pensar y trato de averiguar por qué los globos son tan atractivos, y creo estoy seguro de que es porque son mágicos. ¿Cómo no podrías amar un orbe bonito que desafía todo lo que has visto en tu vida? Un globo es como una pequeña mascota que dice: "No, la gravedad no es para mí, yo sólo voy a flotar por aquí, si no te importa."

Entonces tenemos un objeto “mágico” ¿y que es lo mejor que podemos hacer con ellos? Le atamos cuerdas alrededor para mantenerlos atados a la tierra con el resto de nosotros. Tomen eso, estúpidos globos!

La miseria ama la compañía y a las personas les encanta arrastrar hacia abajo,  a su nivel, a las cosas mágicas. Es por eso que cuando uno ve un globo flotando en la distancia, no puede más que pensar para sus adentros, y a veces a sus afueras, que ese globo hijo de puta "se nos escapó."

De cualquier manera, ya que andaba pensando en globos, llegue a la conclusión de que estamos quemando nuestrosuministro finito de helio como si no hubiera mañana, así que disfrutemos de los globos mientras podamos, porque quizás nuestros nietos (o hijos)  seguro no puedan hacerlo.

No hay comentarios: